Tuesday, March 25, 2008

Seguimos con el despelote

En la historia hay más ficción y se habla más paja que en la Asamblea Nacional. Esto se debe a que cada historiador narra y comenta los acontecimientos históricos como le da la gana.Unas veces para congraciarse con el gobernante de turno, otras por sus inclinaciones políticas Y así tenemos que si eres de izquierda, el Che Guevara representa la imagen más pura del valor y espíritu revolucionario. Si eres de derechas, resulta que el Che no era sino un aventurero que ejecutó a sangre fría cantidad de gente y nunca hizo nada positivo en su puñetera vida. Uno que no es de izquierda, ni de derechas, sino todo lo contrario, se queda en la luna a la hora de formarse una opinión acerca del Che. Y esto aplica a casi todo acontecimiento histórico.

Un ejemplo muy interesante es el de Cristóbal Colon. Según los historiadores italianos era genovés y por tanto debe atribuirse a Italia la gloria del descubrimiento de América. Y esto no es broma. En Estados Unidos los italianos celebran el 12 de Octubre con marchas y festejos. Y creo que tienen algo de razón, porque como se explicaría que en la América Latina existan ciudades como San Giovanni de Porto Ricco, o San Giuseppe de Costa Ricca, o países como Il Salvatore o Il Equatore , sin que Italia no haya tenido que ver en tan magno acontecimiento.

Por supuesto a los españoles no le caen en gracia el que los italianos se tomen atributos que no le corresponden y así afirman, sin parpadear, que Colon era en realidad andaluz, mas español que la tortilla de patatas, conocido por toda Andalucía como ¨Cristobalillo el Descubrior¨, pues se la pasaba descubriendo cosas, hasta que descubrió a su media naranja con su mejor amigo ambos en pelotas, haciendo del mar las olas entre cojines morunos Y fue el despecho que le ocasionó tal acto, lo que le obligó buscar aventuras en el océano.

Por otra parte los hispanos enfatizan que aún en el caso negado que el Colon fuese genovés, quienes pusieron la ¨guita¨ para la expedición fueron la Isabel y el Fernando, que según los libros de historia montaban tanto uno como otro (Tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando). Lo que no estaba muy claro en la mente de los historiadores era a quien se estaban montando. ¿Isabel a Fernando? ¿Fernando a Isabel?. Lo más probable es que ni lo uno, ni lo otro, pues si los cuadros de la época son fieles a la imágenes de los retratados, el arrugar las sábanas con la Isabel era un acto de extremo desespero.

Pero regresando a la historia (divagar es uno de mis atributos), Colon tuvo que tener un motivo muy arrecho y de que las tenia grandes, las tenía (me refiero a las ideas) para montarse en una carabela que se movía más que una castaña en la boca de un anciano y lanzarse al mar a descubrir un pasaje hacia la India. En lo que los historiadores están totalmente de acuerdo es que Colon era cegato y cargaba siempre en su bolsillo dos culos de botella de Don Perignon para aclarar la imagen, lo cual no siempre lograba con éxito. Porque francamente, confundir a un indígena del nuevo continente con un hindú, es una de las pachotadas más grandes de la historia. Menos mal que andaba buscando el pasaje para la India y no para Escandinavia, pues de lo contrario Latinoamérica estaría ahora llena de suecos.

1 Comments:

Blogger Irmgard said...

Hola Jose,
anoche descubri tu blog, lei cada una de tus aportes, como me encantan, tan refrescantes, tan repletas de burbujas de oxigeno mental.
Gracias por esta noche sin dormir casi, pero llena de risas y alegres reflexiones.

8:44 AM  

Post a Comment

<< Home

Remodulin
Remodulin